Imprimir
  
 

Sandro Pellegrini examina la contribución genovesa a la creación del imperio español de ultramar

17/10/2012

El historiador italiano Sandro Pellegrini, socio de la Sociedad Geográfica Italiana de Roma y de la Real Sociedad Española de Madrid, señala que los genoveses presentes en Andalucía no sólo financiaron a los Reyes Católicos la conquista de Granada, sino que contribuyeron económicamente también en la conquista española de las tres últimas islas libres que quedaban en Canarias.

 

Pellegrini, en su comunicación titulada Los genoveses se instalan en Andalucía, demuestra la contribución de los súbditos italianos a la gran aventura del descubrimiento de Colón. Los genoveses “ayudaron a la conquista castellana desde su principio, contribuyendo a la construcción de navíos de guerra con asesoramiento de obreros, marineros y almirantes, con los que se interceptaron a los sarracenos y con los que se produjo el bloqueo del Estrecho de Gibraltar. Los privilegios de los que disfrutaron concedidos por la Corona de Castilla, los impulsó en un corto periodo de tiempo, pasando a dominar durante tres siglos el mundo de los negocios desde las Islas Baleares hasta el gran puerto fluvial de Lisboa”, asegura Pellegrini. Las familias nobles genovesas se transformaron en unidades de control del comercio, la banca, las finanzas y la distribución de las valiosas mercaderías que transitaban por toda Europa.

 

Según señala Pellegrini, en Sevilla actuaban en 1489, once casas comerciales genovesas ejerciendo actividades mercantiles. “Los mercaderes genoveses aprovecharon además el monopolio del comercio del acero, junto al cobre, el plomo, mercurio y el estaño en colaboración con empresarios españoles, para manufacturar espadas. También pasaba por Sevilla la línea comercial del papel blanco fino manejado por genoveses utilizado cotidianamente por libreros, farmacéuticos y otros comerciantes”, añade el historiador. “En aquella época se era mercader a la manera genovesa o de otro modo no se era mercante”.

 

La iglesia también confió a los banqueros genoveses la fiscalidad pontificia, así como los Reyes Católicos, que consintieron la gestión del dinero recolectado en sus dominios destinados al Papa. “La raigambre de los genoveses en Andalucía tuvo un rol importante para sustentar el primer viaje de Colón, con el que se pudo eludir la colaboración hebrea”.

 

“En el caso de Canarias se instalaron en Gran Canaria y Tenerife, donde desarrollaron la industria azucarera en la primera mitad del siglo XVI y más tarde el cultivo de la vid, habiendo encaminado dichos productos comerciales hacia Europa”, sostiene el italiano. Muchos de ellos obtuvieron certificados de naturalización por parte de la Cancillería Real.

“Los genoveses fueron los primeros en ejercer el comercio conjuntamente con los portugueses en las Islas mayores, en donde participaron directamente de la subdivisión de tierras y aguas, y se incorporaron a la vida insular con una inteligencia política matrimonial”, explica Pellegrini.

“Una presencia estable fue aquella de los genoveses en las escalas marítimas y plazas económicas de España, incluyendo a Canarias, que tuvo lugar de acuerdo con los documentos hasta todo el setecientos, cuando eran además la mayor parte de la población del villorio de pescadores a los pies de la roca de Gibraltar y una fuerte y destacada minoría en Cádiz, hasta la víspera de la guerra contra los franceses de Pepe Botella y de su hermano, el emperador Napoleón”.

 


 

SÍGUENOS EN

Facebook Twitter YouTube Flicker