Imprimir
  
 

HACE FALTA UNA REFLEXIÓN CIENTÍFICA Y CRÍTICA SOBRE EL PAPEL DE NÉSTOR COMO RENOVADOR DE LA ESCENA ESPAÑOLA DURANTE EL PRIMER TERCIO DEL XX

21/10/2014

Yavé Medina llega a la conclusión de que Néstor es un artista total que debe estar incluido “en la lista de pintores que colaboraron y renovaron el teatro en la que están también están Picasso, Dalí o Miró”

La ponencia presentada en la sección de Arte por el joven historiador de la ULPGC, Yavé Medina Arencibia, evidencia la inexistencia de una reflexión científica y crítica sobre el papel de Néstor Martín-Fernández de la Torre como renovador de la escena española durante el primer tercio siglo XX.

 

Medina, a través del estudio y análisis de sus escenografías y figurines, así como de la bibliografía existente y de numerosos recortes de prensa y escritos suyos, llega a la conclusión de que Néstor es un artista total que debe estar incluido “en la lista de pintores, en la que están también Picasso, Dalí, Miró y otros muchísimos más artistas, que colaboraron y renovaron el teatro y que lo legitiman como una figura indispensable de la historia de la escenografía española”.

 

Para Yavé Medina “Néstor tiene una importancia capital en el periodo de renovación que se experimentó en España a principios del siglo XX. Llevó a cabo toda una serie de escenografías y figurines con los que contribuyó a la renovación artística vinculada a la escena que se produce en Canarias, España y París. Alejado de las tendencias del siglo precedente acabó con la escenografía de carácter realista, desarrollando toda una serie de espacios arquitectónicos distintos, activó lo que se denominó el fenómeno de ‘la españolada’ potenciando la imagen de España en el exterior, y desarrollando un lenguaje moderno desde la vanguardia”, señala.

 

Destacan las escenografías como ‘Triana’, ‘Cuadro flamenco’ o ‘El fandango del candil’ llevadas a cabo para Antonia Merced que lo emparentan con los movimientos nuevos en el ámbito de la arquitectura con formas asimétricas y el diseño de figurines para las bailarinas y la propia Argentina de formas geométricas y angulosas que lo ligan con el lenguaje constructivista.

 

La intuición natural de Néstor, según Yavé Medina, proviene de su curiosidad y entorno familiar. “Néstor viajó por toda Europa y antes de 1913, con apenas veinte años, ya había estado en París, Londres, Madrid o Barcelona, centros de la vanguardia europea en aquellos años. Sus vinculaciones familiares, como con su tío que fue barítono; la influencia de su hermano, también su madre desde muy pequeño lo instruye en el seno de la música operística, y sus vínculos con los círculos teatrales más activos de las ciudades en las que vivió, así como su propia experiencia como espectador de teatro, configuraron su atinada y fina sensibilidad”, sostiene Yavé Medina.

 

“Néstor vive la época en la que la vinculación de los pintores con el teatro vive su auge debido a los ballets rusos. Esa relación proporciona a los artistas prestigio porque se les considera adalides de la renovación escénica”, añade Medina, quien estima que Néstor siempre fue valorado en las Islas, “porque Canarias siempre se ha visto imbuida por una importante tradición teatral, operística y zarzuelera, y los canarios de aquella época valoraban una puesta en escena limpia, armónica y acorde a la magnitud de las grandes estrellas que frecuentaban los escenarios de Gran Canaria, principalmente”.

 

La escenografía diseñada para ‘El amor brujo’ con Martínez Sierra y Manuel de Falla coloca a Néstor definitivamente en la cúspide de la fama en el Madrid de la época. “Esa producción permitió al artista canario exponer sus ‘Poemas del Atlántico’ y conseguir una mayor fama. En París, cuando trabajó con Antonia Merced ya vivía su mayor plenitud como creador”. Yavé Medina cree que el ámbito de la escenografía en Europa no ha sido suficientemente tratada como elemento vinculado a la Historia del Arte. Por ello hay que seguir reivindicando la importancia capital de este patrimonio, y la de Néstor es una de las mejores colecciones escenográficas y figurinistas que existen en Europa”, concluye el historiador canario.

SÍGUENOS EN

Facebook Twitter YouTube Flicker